DIVERSIFICADOS



La observación de la evolución de los mercados financieros durante los últimos años permite constatar que tras los periodos de subida en los que los índices bursátiles se comportaron bien se han producido caídas o incluso crisis que penalizaron gravemente a los inversores.

En el actual entorno de mayor incertidumbre, la necesidad de respetar un porcentaje fijo de asignación de renta variable puede conllevar limitaciones. En efecto, se hace necesario responder modificando la exposición de su cartera a las diferentes clases de activos (renta variable, renta fija, etc.) para hacer frente a las condiciones cambiantes de los mercados. La gestión flexible, que permite adaptar su gestión en función de la evolución del mercado a corto plazo, responde a ese objetivo.

«LOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS LO DEMUESTRAN: LA ASIGNACIÓN DE ACTIVOS HA SIDO EL GRAN MOTOR DE RENTABILIDAD DE LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS».

Arnaud Faller, director de inversiones en CPR AM

La gestión flexible permite delegar la gestión de sus fondos a especialistas que adaptan la asignación de su cartera en función de la evolución de mercado, entre activos monetarios, renta variable y renta fija.
El enfoque adoptado por CPR AM tiene como primer objetivo encontrar la mejor rentabilidad a un nivel de riesgo y un horizonte de inversión determinados. La asignación de activos es esencial para la construcción de las carteras diversificadas. 



LA ASIGNACIÓN DE ACTIVOS, PIEDRA ANGULAR DE NUESTRA GESTIÓN

El enfoque adoptado por CPR AM tiene como primer objetivo encontrar la mejor rentabilidad a un nivel de riesgo y un horizonte de inversión determinados. La asignación de activos es esencial para la construcción de las carteras diversificadas.
Responde a tres problemáticas “clave”:

1. Establecer la mejor estrategia de asignación posible mediante una combinación óptima entre los distintos activos admisibles 

  • Movilización de todos los ejes de conocimiento experto de CPR AM para generar varios escenarios de mercado y las probabilidades de materialización asociadas.
  • Determinación de una asignación óptima para cada cartera mediante nuestro modelo de asignación.

2. Situar el control de los riesgos en el centro de la gestión 

Gestión limitada por un presupuesto de riesgo predefinido (expresado en volatilidad, tracking error, pérdida máxima, etc.) y consideración de los riesgos extremos del mercado.

3. Apostar por una gestión dinámica de las exposiciones 

Aprovechar la experiencia del equipo de gestión y realizar una asignación táctica reactiva para captar las mejores tendencias y/o protegerse frente a los riesgos.



LOS PUNTOS FUERTES DE NUESTRA GESTIÓN DIVERSIFICADA

Su aplicación se caracteriza por:

  • El enfoque de múltiples escenarios probables para ampliar el campo de los posibles y acercarse más al riesgo de los mercados.
  • La utilización de un modelo de asignación de activos propio que permite definir una cartera optimizada en función de los escenarios empleados, del presupuesto de riesgo asignado y las limitaciones propias de cada cartera.
  • La gestión permanente de las exposiciones mediante la asignación táctica para adaptarse a las condiciones de mercado a corto plazo, aprovechar las oportunidades y protegerse frente a los riesgos.

Los principales riesgos relacionados con esta estrategia son los riesgos de pérdida del capital, renta variable, tipos, crédito y cambio. Conviene referirse a la documentación jurídica de la IIC para obtener información detallada acerca de su perfil de riesgo.



BONOS CONVERTIBLES

Un bono convertible es un convertible es un instrumento financiero híbrido, que conlleva a la vez un componente de renta fija y un componente de renta variable, con la opción de canje. En resumen, es un bono que lleva aparejado un derecho de canje que permite su titular, bajo ciertas condiciones, de intercambiar los bonos por acciones de la empresa.

En la práctica, si la acción avanza, el bono convertible tiende a revalorizarse y contribuye a la rentabilidad de la acción. Por el contrario, si la acción baja, prevalece la condición de renta fija del convertible. En resumen, el titular de un bono convertible participa cada vez más de la subida y estará protegido en caso de bajada.  

Con más de 20 años de experiencia en bonos convertibles, CPR Asset Management es un líder histórico en esta clase de activos. La gestión de las carteras de bonos convertibles corre a cargo de un equipo experimentado, totalmente integrado en el departamento de gestión diversificada. Los dos gestores especializados cuentan con herramientas y trabajos dedicados a la asignación de activos así como con circuitos operacionales y transfronterizos dispuestas con los demás gestores de CPR AM (renta variable, renta fija), especialmente para el seguimiento de los emisores.

Los gestores aplican una estrategia que trata de optimizar la rentabilidad y limitar el riesgo, gracias a un modelo basado en cuatro motores de rentabilidad (renta fija, crédito, renta variable y volatilidad).

Les performances passées ne préjugent pas des résultats futurs de l’OPC et du gestionnaire.